miércoles, 9 de julio de 2014

A mi madre


Cinco años sin escribir y hoy ha salido éste que le debía a mi madre.
Quiero seguir escribiendo,pero si tengo que hacerlo a base de "sacudidas" no sé si me merece la pena.
Te quiero mamá y, aunque a ratos no sepas ponerle nombre a las cosas, sigo necesitándote a mi lado.


Paseas tus febreros
sin recordar,  apenas,
al sol que te ayudó
a mantener erguidas las espigas
que germinaron de tu vientre.

Pasas tus horas empeñada
en el afán de unos favores
que ya nunca serán,
y en momentos de luz
 cuidas de la risa angelical
de tu cosecha más tardía.

Entre tus simientes no faltaron
humildad y paciencia
honestidad y tolerancia.
Dejabas siempre en barbecho
la hipocresía y el egoísmo,
la prepotencia y la envidia.

Madre cuando llegue el día
te voy a despedir con el sosiego
de saber que otra Ana te espera
Y mientras la cordura ose asistirme
jamás olvidaré
tu generosidad al enseñarme
que hay que tener compasión
hasta de la maldad que hace su nido
en las entrañas secas de la grama








4 comentarios:

Billy MacGregor dijo...

A ver si, a ver si...Que bien que vuelvas de donde nunca te has ido.

Ana Clavero dijo...

Gracias Billy. Lo estaba releyendo y lo veo muy incompleto.Supongo que las ganas de compartirlo me han podido. Tendré que volver sobre él

Ana Clavero dijo...

Creo que ahora está un poquito mejor.

Camila dijo...

Me interesa poder leer esta clase de cosas porque me inspiran mucho a escribir yo misma. Me interesa viajar por distintas partes del mundo para conocer a grandes escritores de otros países y es por eso que constantemente trato de conseguir con
Outlet LAN la chance esta