martes, 4 de agosto de 2009

Un verano sin aguas saladas

Y aprende dignidad de tu derrota,
agradeciendo a quien te quiso
el regalo fugaz de su hermosura.

Felipe Benítez Reyes

Si nos hubieramos pronunciado,
habríamos encontrado noches
en las que mecernos,
pero no supimos derrotar calendarios
Me jugué en la última partida
mi colección de esperanzas
y perdí.
Sé que el verano será largo,
inmensamente largo,
un verano sin aguas saladas.

Pero no me voy con las manos vacías.
Mi piel conserva la memoria
de cuatro días sin noches
y muchas noches sin sábanas.
También me quedo con la voz
que marcó la página de un libro
en el que aprendí, que los últimos trenes
a veces desandan el camino
para rescatar en las viejas estaciones
a viajeros perdidos

Gracias por calzar a los monstruos de la luna
con zapatos rojos de tacón alto.

12 comentarios:

Bletisa dijo...

Acabo de decir que el poema de Ignacio que acabo de colgar , me ha emocionado mucho, el que más de todos de esta mañana; No había leído este tuyo.
Tu voz es inconfundiblemente femenina y de verdad que siento orgullo de género al leer poesía como esta.
Gracias Ana por ser tan sabia,,,,,y no es broma, lo eres.
Muchos abrazos.

Bibiana Poveda dijo...

también yo, profundamente emocionada es que te leo, Ana. qué sería de mí sin las poetas, como vos, que me van relatando entre sus versos, esas partes de vida, de mi vida, que quisiera escribir y que no puedo.
gracias,
abrazos.

Jose Zúñiga dijo...

Vengo de visitar a Bletisa y me quedo encantado con este poema. Daré una vuelta por el blog.
Abrazo

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Precioso, en mayúsculas y en rojo, Ana.

Un beso
Marian

Martín Jiménez Guerra (M.J.Réquiem) dijo...

Cambié el nombre del blog y por lo tanto cambió el enlace:

http://poesiacontrapoesia23.blogspot.com/

Saludos.

víctor (el gato) dijo...

Felipe Benítez es uno de mis favoritos. La cita que has elegido es una cita serena y grande de inteligencia. Y tu poema es precioso y con una visión de Águila, una visión total y serena de la vida.
En él hay rasgos e imágenes que definen tu poesía y a los que te gusta regresar, como esos retazos de prendas femeninas.
Lo que más me gusta de todo el poema es ese tren que desanda el camino para rescatar viajeros perdidos. Esta imagen es inmensamente llena de esperanzas.

Lo he leído varias veces y es redondo desde la misma cita de Felipe.

Un besazo. Mis felicitaciones.

Ana Clavero dijo...

Gracias a ti, Amparo, por ser siempre tan generosa.

Un abrazo enorme.

Ana Clavero dijo...

Gracias, Bibi. Supongo que todo está inventado y que todos pasamos, en uno u otro momento de nuestras vidas, por situaciones similares.

Un besazo, linda

Ana Clavero dijo...

Gracias Zúñiga. Te devolveré la visita.

Un abrazo

Ana Clavero dijo...

Marian, es un orgullo tenerte por aquí.

Un abrazo enorme.

Ana Clavero dijo...

Gracias Martín por avisarme del cambio.

Un abrazo

Ana Clavero dijo...

Tú también eres un rato generoso, Victor. Se te nota la empatía y el cariño y eso es lo que más agradezco.

Un besazo enorme.